Blogia
cauralecturas

El capitán Alatriste

El capitán Alatriste

“No era el hombre más honesto ni el más piadoso, pero era un hombre valiente. Se llamaba Diego Alatriste y Tenorio, y había luchado como soldado de los tercios viejos en las guerras de Flandes.

Cuando lo conocí malvivía en Madrid, alquilándose por cuatro maravedís en trabajos de poco lustre, a menudo en calidad de espadachín por cuenta de otros que no tenían la destreza o los arrestos para solventar sus propias querellas. Ya saben: un marido cornudo por aquí, un pleito o una herencia dudosa por allá, deudas de juego pagadas a medias y algunos etcéteras más. Ahora es fácil criticar eso; pero en aquellos tiempos la capital de las Españas era un lugar donde la vida había que buscársela a salto de mata, en una esquina, entre el brillo de dos aceros. En todo esto Diego Alatriste se desempeñaba con holgura. Tenía mucha destreza a la hora de tirar de espada, y manejaba mejor, con el disimulo de la zurda, esa daga estrecha y larga llamada por algunos vizcaína, con que los reñidores profesionales se ayudaban a menudo. Una de cal y otra de vizcaína, solía decirse. El adversario estaba ocupado largando y parando estocadas con fina esgrima, y de pronto le venía por abajo, a las tripas, una cuchillada corta como un relámpago que no daba tiempo ni a pedir confesión. Sí. Ya he dicho a vuestras mercedes que eran años duros.”


Se trata de la primera de las novelas de la serie escrita por Arturo Pérez Reverte, el novelista español que más libros vende en la actualidad. Su obra nos traslada al Silgo de Oro español, a la España de Lope de Vega y Quevedo (amigo del protagonista de la novela), de la Inquisición, de la Armada invencible. Los años gloriosos de una España que, pese a las apariencias, caminaba hacia su más absoluta decadencia. Una época dura, sin duda, pero atractiva. El capitán malvive como asesino a sueldo, pero sin renunciar a su código de honor particular.

Es una novela de aventuras que, a la vez, nos ayuda a conocer mejor nuestra historia y, por lo tanto, a nosotros mismos.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres